En françaisMontevideo
Maternelle -
Agenda

Maternelle, el preescolar del Liceo Francés

imagen

Los invitamos a conocer la propuesta de Maternelle...

Maternelle del Liceo Francés constituye el ciclo de los primeros aprendizajes, llamados así no sólo porque cronológicamente son los primeros aprendizajes escolares, sino también porque es durante esa etapa que el niño descubre que aprender es el horizonte natural de su vida.

Es un complemento de la educación familiar y una preparación para la escuela "formal", que permite al niño -entre juegos y actividades dirigidas- transformarse paulatinamente en un escolar. Como primera socialización del niño fuera de su hogar, debe ser ante todo una experiencia de disfrute y felicidad.

El maestro tiene la delicada tarea de conocer y respetar los ritmos de cada niño, sus gustos y sus necesidades. Al mismo tiempo, debe ayudarlo a franquear etapas, abordando nuevas actividades y áreas. Su curiosidad y sus ganas de hacer y de saber se ven así reconfortadas, contando siempre con la cercanía del adulto para trasmitirle seguridad.

En paralelo, pensamos que la cercanía de la familia es fundamental. Como forma de conocer mejor al niño, promovemos un diálogo permanente con la familia así como su participación en diversas actividades. Aspiramos así a construir gradualmente un contrato de confianza, que nos permita trabajar juntos en la formación de su hijo.

En Maternelle enseñamos al niño a reconocer lo que lo diferencia de los otros y a reconocerse como persona. A vivir con los demás en una colectividad organizada por reglas inspiradas en los valores de respeto, tolerancia, apertura, solidaridad, compañerismo y responsabilidad.

Apuntamos a que los niños sean verdaderos partícipes de sus aprendizajes; capaces de analizar las situaciones propuestas y de buscar soluciones; de someterlas a prueba, de aceptar el error como una etapa del aprendizaje y animarse nuevamente a explorar otras posibilidades. Y así, con actitud emprendedora y espíritu creativo, ir construyendo su autonomía.

Finalmente, pensamos que si el niño transita esta etapa de su infancia con alegría, con la confianza que brinda el afecto, con la seguridad de sentirse apreciado como individuo, con la cercanía de su familia, en un ambiente que estimula su deseo de aprender, apoyándose en su curiosidad y su necesidad de actuar y de jugar, estará pronto para enfrentar exitosamente los desafíos de las siguientes etapas de su educación. Aunque eso, será más adelante